domingo, 19 de septiembre de 2010

Momentos de felicidad


Nunca le deseo nada malo a nadie, pero sí que pienso que todo el mundo debería pasar por un momento crítico en su vida, algo que le haga tambalearse por dentro y que la vida le de una pizca de inseguridad de cuánto tiempo va a estar a nuestro lado.Sólo entonces, a ese lado de la cámara, se es capaz de detectar,valorar, buscar y exprimir, los minutos de felicidad...saltemos...


La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

10 comentarios:

Ana A. dijo...

La grandeza de los pequeños momentos ... la felicidad de los instantes

Besoslinda.

jorge dijo...

A veces necesitamos recordar nuestra caducidad para darnos cuenta de lo que verdaderamente es esencial.

La felicidad no es un oceano, son un cumulo de gotas que van mojandonos todos los dias, al final algunos tienen la suerte de haberse mojado con un oceano de gotitas.

Amylois dijo...

es que la felicidad a fin de cuentas no es una meta, sino una aptitud.

besos!!!!!!

tu llevas algo de poeta en la sangre eh!!! :)

Angie dijo...

los momentos críticos hacen que los pilares de uno se tambaleen. Y suponen un punto de inflexión: a partir de ellos ya nada es igual y uno se replantea mucho su escala de prioridades en la vida. Y son precisamente esos puntos de inflexión vitales los que nos hacen recordar que la felicidad está en las pequeñas cosas.

Un besote!
Espero que todo te vaya bien!

Angie.

Satie dijo...

Yo ya tuve esa sensación y te doy toda la razón.

aniki dijo...

La felicidad no es fruto de la razón sino de la imaginación. Ni en la vida más feliz puede faltar un poco de oscuridad. La palabra "feliz" perdería sentido sin el contrapeso de la tristeza.

Besossss.

lucero dijo...

eres tu qien canta y toca?

Sol dijo...

Completamente de acuerdo contigo.
Y es cierto, uno aprende a apreciar los pedacitos de alegría y felicidad cuando nos mueven el piso, o cuando tropezamos o cuando nos caemos de culo sobre la mierda del suelo.

Pues sí, es cierto.

Te deseo infinitos pedacitos de felicidad en tu vida.

Abrazo.

Fini Calviño dijo...

Ya estoy aquíiii.....

VeroniKa dijo...

A mi me pasó al revés. y te juro que opté por vivir.

Ahora estamos sobre la cornisa, intentando reir y disfrutar de esas pequeñas cosas.

Aqui hay un Puerto que te espera amiga, a ver si podemos saltar juntas!